Blog

Suénalo

¡Sube el volumen!

El decibel es una unidad que mide la intensidad de un sonido o el nivel de potencia de una señal eléctrica en comparación con un nivel dado en una escala logarítmica. Básicamente qué tan alto o suave es un sonido. Los decibelímetros son máquinas usadas para medir esas unidades. Más de la mitad de la población de Barcelona está sujeta a niveles de ruido de más de 65 decibeles durante todo un día (08:00-22:00 horas) lo cual explica por qué los locales tienen que gritar para hacerse escuchar. ¡También explica la regla de no hacer ruido después de las 10:00pm! Como escuela de música en la que se trabaja con sonido y música, somos conscientes de lo vital que es tener en cuenta los efectos del sonido.

Uno de los grandes beneficios que la persona obtiene del sonido es el alivio contra el estrés. Los sonidos son usados en la terapia, la meditación y en muchos lugares para promover un entorno tranquilo. Los sonidos relajantes ayudan a sintonizar tu cerebro para combatir mejor el estrés al reponer la energía del cerebro con sonido de alta frecuencia. Mucha gente emplea la terapia de sonido y de música para aliviar dolores de cabeza crónicos y migrañas, y se ha comprobado que la música mejora tanto su estado de ánimo como su calidad de vida.

Una conversación normal son unos 60 dB, una guitarra tocada en voz alta en algún lugar alrededor de los 80 dB, una cortadora de césped unos 90 dB, y un concierto de rock fuerte aproximadamente 120 dB. En general, los sonidos por encima de 85 son dañinos, dependiendo de cuánto tiempo o con qué frecuencia esté expuesto a ellos, y de si usa protección auditiva, como los tapones de oídos y orejeras.

Entonces hablemos:

9 dB La sala más tranquila del mundo, en Orfield Labs, Minneapolis, es tan silenciosa que puedes escuchar tus órganos internos. El tiempo máximo que alguien puede permanecer en la habitación es de 45 minutos, ya que cero sonido puede llegar a hacer cosas raras a la mente causando alucinaciones y esquizofrenia.

44 dB El canto de los pájaros.

El ronroneo más alto de un gato doméstico es de 67.8 dB y fue logrado por Merlin, perteneciente a Tracy Westwood (Reino Unido), en su casa en Devon, Reino Unido, el 2 de abril de 2015. Merlin tiene 13 años.

70 dB El volumen promedio de un cantante de ópera cantando fortísimo (en voz muy alta). El tenor francés Avi Klemberg llegó a la cifra de 109 dB, su mejor marca personal, en el 2010 en el programa de televisión escocés The Hour.
80dB Concierto de música de cámara

105dB Tan fuerte Jaime Vendera cantó (en la frecuencia correcta, 556Hz) hasta romper una copa de vino – grabado y confirmado en Mythbusters.

110 dB El ruido dentro de una sala de video. Este es también el promedio para una orquesta sinfónica, aunque puede llegar a ser más fuerte.

113.1 dB El ladrido más alto del mundo, según Guinness World Records, creado por Charlie el perdiguero dorado de Adelaide, Australia.

115 dB Un niño llorando

118 dB El sonido en un cine

121 dB; La voz más fuerte del mundo (afirma Guinness World Records) pertenece a Annalisa Flanagan, una maestra de escuela primaria irlandesa.

127dB; El volumen, más o menos un decibelio o dos, de una vuvuzela (si se sopla profesionalmente). El silbato del árbitro suena a 121 dB.

129.5dB La última medición registrada oficialmente fue para “La banda más ruidosa del mundo” (metalheads Manowar) por Guinness World Records en 1984. Se dejó de incluir la categoría debido al daño causado por los buscadores de registros.

137 dB Medido en un concierto Leftfield en la Academia Brixton de Londres en 1996. Causó la caída de trozos de yeso desde el techo sobre el público.

El baterista más potente del mundo es Col Hatchman (Australia) quien alcanzó una lectura máxima de 137.2 dB durante el concierto con su banda Dirty Skanks, en el Northern Star Hotel, Australia, el 4 de agosto de 2006.

Los animales terrestres más ruidosos del planeta son los monos aulladores (Alouatta) de América Central y del Sur. Una vez en voz alta pueden ser escuchados claramente hasta 4.8 km (3 millas) de distancia. Su aullido medido es de 140 dB.

El rugido más fuerte por una multitud en un estadio deportivo es de 142.2 dB y fue logrado por fanáticos de los Kansas City Chiefs (Estados Unidos de América), en el estadio Arrowhead en la ciudad de Kansas, Estados Unidos, el 29 de septiembre de 2014.

150dB Un avión despegando, si estás parado a unos 25 metros de distancia.

172 dB Un disparo de un revólver calibre 0.357.

No solo causó graves daños a la isla, sino que la erupción de Krakatoa en 1883 creó el sonido más fuerte jamás reportado a 180 dB. Era tan fuerte que se escuchó a 5.000 km de distancia.
188 dB Las ballenas azules emiten un sonido que puede matar otras especies marinas.

Fuentes informativas incluyen : Guinness World Record, Highlife Magazine