Blog

Experimentos sonoros para niños

¡Explorar la ciencia del sonido con niños resulta interesante y divertido! Entonces, ¿qué es el sonido?

El sonido es una vibración que crece como una onda acústica, a través de un canal como el gas, el líquido o lo sólido. Interpretamos estas vibraciones y ondas mediante nuestros oídos y cerebros. Los humanos solo pueden escuchar las ondas acústicas que tienen frecuencias entre 20 Hz y 20 kHz. Las ondas de sonido por encima de 20 kHz son conocidas como ultrasonido y no son audibles para los humanos. Las ondas sonoras por debajo de 20 Hz se conocen como infrasonidos. Las diferentes especies de animales tienen rangos auditivos variables.

Las ondas sonoras viajan a nuestros canales auditivos hasta llegar al tímpano. El tímpano pasa las vibraciones acústicas a través de los huesos del oído medio hacia el oído interno. El oído interno tiene la forma de un pequeño caracol y se denomina cóclea. Dentro de la cóclea, hay miles de pequeñas células que parecen pelitos. Estas células convierten las vibraciones en señales eléctricas que son enviadas a nuestros cerebros a través del nervio auditivo. El cerebro te dice que estás escuchando un sonido y qué es ese sonido.

¡Con los siguientes experimentos divertidos puedes demostrar el sonido y experimentar con la música!

Vasos de agua de xilófono

¡Los instrumentos musicales son muy divertidos de realizar! Hicimos algunos en una publicación anterior que puedes encontrar aquí.

Esta actividad de sonido muestra cómo diferentes cantidades de agua en los recipientes cambian el tono del sonido creado.

Utensilios necesarios: 

  • 4 vasos vacíos
  • Agua
  • Cuchara de madera

Qué hacer: 

  1. Rellena cada vaso con varias cantidades de agua.
  2. Añade a cada vaso algunas gotas de colorante alimentario para darle un toque divertido. 
  3. Usando la cuchara, golpee la parte externa o superior de cada vaso. ¿Qué sonidos están haciendo? ¿Cuáles tienen el tono más alto y más bajo? 

¡Juega con los niveles de agua en cada vaso y experimenta con el tono! Incluso puedes agregar más vasos e intentar crear tus propias canciones. Pruebe con simples canciones como “Twinkle, twinkle little star”.

Escuchar sonidos viajar bajo el agua 

¡El sonido viaja bien por el aire, pero viaja aún mejor a través del agua! Este sencillo experimento de sonido es mejor hacerlo en una terraza o balcón, o incluso quizás en el baño. Lo mejor es, por supuesto, si puedes hacerlo bajo el agua en una piscina o en la playa.

Utensilios necesarios:

  • Un balde lleno de agua
  • Una botella plástica grande de agua o un refresco
  • Al menos 2 cuchillos de cocina/cucharas
  • Tijeras o cuchillo afilado para cortar la botella

Qué hacer:

  1. Después de llenar el balde con agua, tome un cuchillo afilado o unas tijeras de cocina y corte el fondo de la botella plástica de agua. Saca la tapa de la botella. 
  2. Indique a su hijo que coloque la botella en el agua para que el fondo cortado quede dentro. Luego, su hijo o hija colocará la oreja en la parte superior de la botella para escuchar. 
  3. Usar los cuchillos de cocina, chocarlos entre sí para crear un sonido, pero hágalo en el balde de agua mientras su hijo está escuchando. ¿Qué oye su hijo? 

Es probable que su hijo haya notado que el sonido del ruido metálico es fuerte y claro. El sonido viaja más rápido a través del agua que en el aire, y los animales que viven bajo el agua pueden escuchar el sonido con claridad. Las ballenas y los delfines son bien conocidos por emitir sonidos y comunicarse bajo el agua. De hecho, puedes escuchar sonidos de ballenas a varios kilómetros de distancia. 

Las ballenas también pueden emitir ondas de sonido de baja frecuencia que no podemos escuchar. Estas ondas de sonido pueden viajar muy lejos en el agua sin perder energía. ¡Los investigadores creen que algunos de estos sonidos de baja frecuencia pueden viajar más de 16,000 km en algunos niveles del océano! ¡Imagine poder escuchar ruidos provenientes de tan lejos!

Si vas a la playa este verano o estás en una piscina, trata de bucear y haz que alguien haga ruido bajo el agua. Es interesante utilizar su sentido del oído de esta manera. 

En algunos spas, incluso tocan música relajante en la piscina usando micrófonos subacuáticos. Puedes flotar con los oídos sumergidos y escuchar la música. 

Vaso de papel clásico

Utensilios necesarios:

  • 2 vasos de papel
  • Una cuerda larga, como cuerda de pescar, cuerda de cometa
  • Un lápiz o aguja afilada para hacer huecos en los vasos
  • Tijeras

Qué hacer:

  1. Comience cortando un trozo largo de hilo de al menos 10 metros.
  2. Haz un pequeño agujero en el fondo de cada taza. 
  3. Usar cada extremo de la cuerda para pasarlas por la parte inferior de las tazas y ate un nudo grande para que la cuerda no se safe de la taza. Si hace los agujeros demasiado grandes, use una arandela o un sujetapapeles para mantener la cuerda en su lugar y que no se salga de la copa. 
  4. Ahora quédese lo suficientemente lejos como para que la cuerda se estire entre usted. Asegúrese de que la cuerda no toque ningún otro objeto y que permanezca suspendida en el aire mientras termina el experimento.
  5. Túrnense, hablen por  la taza, mientras la otra persona escucha poniéndosela al oído. ¡Dígale a su hijo o hija que repita lo que oye después de que usted haya hablado y hagan lo mismo a cambio! 

Después del experimento, explíquele a su hijo lo que está sucediendo: las ondas de sonido creadas al hablar por la copa viajan a través de la línea hacia el otro extremo, ¡convirtiéndose nuevamente en sonido en el lado opuesto!

Fuente de información para los experimentos:: https://www.kidsacademy.mobi/storytime/sound-science-experiments/

Ernst Florens Friedrich Chladni fue un físico y músico alemán. Catalogado como el padre de la acústica, es conocido por su investigación sobre placas vibratorias y el cálculo de la velocidad del sonido para diferentes gases. (wikipedia)

Chladni usó una placa de metal cubierta de arena que hizo vibrar con un arco de violín, y vio cómo la arena creaba varios patrones dependiendo del tipo de vibración. 

¡Haz tu propia vibratoria Chladni!

Utensilios necesarios:

  • Un tazón o bañera 
  • envoltura de plástico o papel de cera 
  • una banda elástica o cinta adhesiva
  • Sal
  • un mini altavoz portátil bluetooth o inalámbrico 

Qué hacer:

  1. Encienda su altavoz y colóquelo dentro del tazón. Su recipiente debe ser lo suficientemente grande como para que el altavoz quepa dentro. 
  2. Cubra la parte superior del tazón con una envoltura de plástico o papel de cera, asegurándose de que se muestre y se estire uniformemente sin pliegues. Sosténgalo en su lugar con la banda elástica o algunos pedazos de cinta adhesiva. 
  3. Espolvorea un poco de sal en la parte superior. 
  4. Elija una canción con mucho bajo o use el siguiente video para reproducirlo en el altavoz que está en el tazón. 

¡Mira a ver qué pasa! Su hijo debe estar encantado con la forma en que la sal baila en la parte superior del tazón cuando el bajo hace vibrar el plástico o la cubierta de cera.

¡No olvide que ofrecemos alquiler de instrumentos y clases de música online! ¡Contáctenos!